jueves, 24 de mayo de 2012

El magnífico aventurero (1963)


Título Orig. Il magnifico avventuriero
Director: Riccardo Freda
Productor: Luigi Carpentieri, Ermanno Donati
Música: Francesco De Masi
Guionista: Antoinette Pellevant, Filippo Sanjust
Categoría: Aventuras
País: España / Francia / Italia
Duración: 90 minutos
Color: Color
Protagonistas: Françoise Fabian , Brett Halsey , Claudia Mori , Jacinto San Emeterio , Andrea Bosic , José Nieto , Diego Michelotti , Elio Pandolfi , Carla Caló , Félix Dafauce , Giampiero Littera , Dany Paris , Bruno Scipioni , Umberto D'Orsi , Sandro Dori , Félix Fernández , Rosella Como , Bernard Blier , Carmelo Artale, Rafael Ibáñez, Nazzareno Piana, Mirko Valentin
Sinopsis: Benvenutto Cellini es orfebre, escultor y empedernido mujeriego. Obligado a huir de Florencia por robar el oro necesario para completar una obra y así participar en un concurso organizado por el Gran Duque, se encuentra en su camino con el conde de Frangipani, que va de camino a Roma para llevar un mensaje al Papa. Cellini es cautivado por la belleza de la mujer del Frangipani, Lucrezia, pero no desdeña cortejar a Piera, sirvienta en una posada, que le sigue a Roma. Cuando llega a la corte papal, Clemente VII le nombra responsable de la Casa de la Moneda; Cellini propone el Papa diseñar las monedas del estado con el retrato de Lucrezia, aprovechando así la oportunidad de pintarla sin ser descubierto por su marido. Cellini, sin embargo, acuña algunas monedas falsas para pagar el precio de un palacio; es descubierto y enviado a prisión. Mientras tanto, el ejército de Carlos V marcha hacia Roma; el Pontífice libera a Cellini y lo pone a cargo de la defensa del castillo de Sant'Angelo en los días del "Saqueo de Roma." Mientras los mercenarios llegados el norte pasan a sangre y fuego la ciudad, Clemente VII encarga a Cellini que lleve un mensaje a Carlos V; el escultor se despide de Lucrezia antes de su peligrosa misión, mientras que Piera le descubre su amor. Cellini logra salir de forma rocambolesca del castillo sitiado y se retira a un convento en Subiaco donde, disfrazado de monje, se las arregla para entregar a Carlos V la petición de paz del Papa. Roma se salva y Cellini regresa a Florencia. Piera, que le ha seguido fielmente, por fin consigue su sueño de unirse al escultor, que puede concluir la elaboración de su famoso “Perseo con la cabeza de Medusa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario